Secreto de la velocidad del chita revelado

Con apenas unos pasos, los chita o guepardos, pueden alcanzar una velocidad de 104 kilómetros por hora. Es decir, tienen la aceleración y la velocidad más alta del planeta para un ser vivo. Un grupo de investigadores japoneses han logrado identificar los músculos que les ayudan a alcanzar aceleraciones tan grandes.

chita

Al comparar la musculatura de un chita con la de un gato común o con la de un perro, el equipo logró identificar la potencia especial de propulsión que tienen los músculos de sus miembros. Estudiaron a fondo toda la distribución de las fibras musculares en el cuerpo del chita.

En el artículo publicado en Mammalian Biology, cuentan en todos los animales que estudiaron, cada fibra muscular está preparada para una actividad diferente. Las llamadas fibras de tipo I producen pequeñas potencias de fuerza, pero son resistentes a la fatiga, por lo que suelen ser idóneas para mantener la postura, o para un caminar lento.

chita Las fibras de tipo IIa, son para trotar y caminar rápido, mientras que las de tipo IIx son para generar una fuerza potente, con un importante gasto de energía, por lo que tienen poca resistencia, y por lo tanto son la clave para la carrera y el galope.

Al mapear la distribución de estas fibras a lo largo de la musculatura del cuerpo de los chita, los investigadores pudieron conocer cuál es la técnica que le permite a estos guepardos alcanzar tanta velocidad en tan poco tiempo.

Comparando gatos domésticos, perros y chitas, se puede ver que estos últimos son los que tienen más fibras del tipo I en los miembros delanteros, mientras que los de los miembros traseros tienen una mayor cantidad de fibras IIx.

Lo que convierte a los chitas en algo increíble es la diferencia en la funcionalidad de los miembros traseros y de los delanteros. Las patas de atrás son las que aportan la potencia, del mismo modo que un coche de carreras con tracción traseras. Los dedos de las patas traseras tienen fibras de las que no son rápidas, pero los de las patas delanteras tienen muchas. Esta aparente contradicción se explica en que esto les sirve para controlae el balance, valiéndose de los pies delanteros para cambiar de dirección, y también para bajar la velocidad.

Sin embargo, los coches con tracción trasera, por ejemplo, no pueden emular la envidiable aceleración del chita, que puede llegar a ir de 0 a 60 kilómetros por hora en apenas tres segundos. Para ello se vale de su largo y flexible cuerpo, ya que pega zancadas de siete metros, pasando más de la mitad del tiempo de carrera en el aire. Para maximizar el efecto arquea y contrae la espina dorsal, a lo largo de la cual tienen una gran cantidad de las fibras musculares rápidas.

En resumen, se han adaptado para alcanzar a su presa en cuestión de segundos, pudiendo girar en plena carrera sin problema, lo que les permite atrapar a su presa antes de que esta se aleje, ya que si no lo consigue en poco tiempo se cansa, gasta tanta energía que no puede soportar una carrera prologada.

Vía BBC

Artículos recomendados


Martín es periodista científico y un curioso e incansable buscador de respuestas. http://mcagliani.golwen.com.ar

Anuncios

Enlaces Relacionados

  1. Crías de color naranja para verlas mejor | SinapSit - 13 septiembre, 2012

    [...] Secreto de la velocidad del chita revelado [...]

  2. Un murciélago de nariz muy extraña | SinapSit - 14 septiembre, 2012

    [...] Secreto de la velocidad del chita revelado [...]

  3. Lo mejor de la semana (9-15 de septiembre) | Hablando de Ciencia | Artículos - 16 septiembre, 2012

    [...] Un grupo de investigadores japoneses han logrado identificar los músculos que ayudan a los guepardos a alcanzar aceleraciones tan grandes. [...]

  4. ¿Por qué los gatos odian viajar en coche? | SinapSit - 25 abril, 2013

    [...] Secreto de la velocidad del chita revelado [...]

Deja una respuesta