¿Por qué el hambre da calambres?

Tengo un hambre que da calambre, dice el dicho. Si pasamos mucho tiempo sin comer, nuestro estómago nos lo deja notar con espasmos, y a veces calambres, que nos dan ese dolor de hambre característico, que nos hace de recordatorio, por si ya no nos había picado el ansia de comer algo.

image

Esos espasmos o calambres ocurren cuando el estómago está vacío, son parte de una remodelación en las paredes del estómago, que se contraen cuando no tienen qué digerir. Esa contracción muscular es la que genera los calambres del hambre. Ahora, el hambre, es otra cosa, es más arriba donde se origina el ansia de comida: en el cerebro. Es parte de los llamados sistemas fisiológicos de regulación. Cuando el cuerpo nota que está falto de nutrientes pone en marcha un mecanismo de corrección, que es el que llamamos hambre.

Generalmente estas señales las recibimos antes de que se hayan agotado las reservas. Del mismo modo, antes de que las reservas hayan sido recargadas nuestro cuerpo nos dice basta. Son los mecanismos de saciedad, que como pasa bastante tiempo entre la comida, la digestión y la acción de volver a llenar las reservas de nutrientes, el cuerpo nos tiene que poner un freno para que no dañemos el estómago con demasiada comida.

Artículos recomendados

 

 

 

 

 


Martín es periodista científico y un curioso e incansable buscador de respuestas. http://mcagliani.golwen.com.ar

Anuncios

Sin comentarios

Deja una respuesta