Sistema digestivo

El sistema digestivo consiste en una serie de órganos que convierten los alimentos en nutrientes esenciales que son absorbidos por el cuerpo, y también moviliza los materiales de desecho, esos que no se han podido aprovechar de los alimentos, fuera del cuerpo.

sistema digestivo

Descripción del sistema digestivo

El tracto digestivo, también conocido como tracto gastrointestinal, comienza en la boca, continúa por el esófago, por el estómago, el intestino delgado, el intestino grueso, el colon y el recto, terminando en el ano. El sistema completo, desde la boca hasta el ano, tiene unos 9 metros de largo.

Una de las principales tareas del sistema digestivo es digerir los alimentos, que comienza con la masticación. Los dientes son parte de sistema esquelético, pero juegan un rol importante en la digestión. Los dientes mamíferos tienen un diseño especial que les permite cortar, trocear y triturar los alimentos que llevamos a la boca. Ayudados por la saliva, los alimentos son enviados al estómago ya muy procesados, para facilitar el trabajo digestivo.

Al tragar la comida procesada por la boca, se la envía hacia el esófago, y pasa por la faringe, y una serie de contracciones musculares, le van dando forma de bolo, una pequeña masa redonda que termina en el estómago. Allí, los jugos gástricos, que son una mezcla de ácido clorhídrico y pepsina, comienzan a digerir, extrayendo las proteínas y matando bacterias potencialmente dañinas. Luego de una hora o dos de este proceso, se forma una pasta semi líquida llamada quimo.

En este punto, se abre a válvula que separa al estómago del duodeno, el píloro, dejando entrar el quimo a la porción inicial del intestino delgado. Allí se mezcla con enzimas enviadas desde el páncreas y bilis de la vesícula. Luego comienza a viajar por el resto del intestino delgado, seis metros de un tubo en el que son absorbidos los nutrientes, que se mueven hacia la corriente sanguínea y luego transportados al hígado.

El hígado crea glucógeno de las azúcares y carbohidratos para aportarle energía al cuerpo y convierte las proteínas de los alimentos en nuevas proteínas para el sistema sanguíneo. El hígado también se deshace de químicos malos para el cuerpo, como el alcohol, que es desintoxicado y desechado.

Cualquier material que haya sobrado es pasado hacia el intestino grueso, con un metro y medio de largo, cuya función es primariamente la de almacenar y fermentar la materia indigerible. Allí se forma la materia fecal, que es primariamente agua, fibras dietarias y otros desperdicios. Son almacenadas al final del intestino grueso hasta que el cuerpo las elimina mediante la defecación.

Enfermedades del sistema digestivo

La mayoría de los problemas del sistema digestivo ocurren por una mala alimentación, poca ingesta de fibras, y por un estado de nerviosismo que agrava el hecho de hacer trabajar más y mal al sistema digestivo enviando alimentos no nutritivos y bajos en fibra, que lo hacen trabajar demasiado. Por la falta de fibra el intestino trabaja de más, y se lastima, lo que genera el Síndrome de Intestino Irritable o de Cólon Irritable, que puede degenerar en cáncer de cólon. También está la diverticulosis, la intolerancia a la lactosa y la hernia de hiato.

Los médicos especialistas en sistema digestivo son los gastroenterólogos.

 

Más sobre los Sistemas Corporales

Sobre ciencia