Sistema circulatorio

El sistema circulatorio o aparato circulatorio, también llamado cardiovascular, es una vasta red de órganos y vasos que son responsables del flujo sanguíneo, de nutrientes, oxígeno y otros gases, y hormonas hacia y desde las células. Sin el sistema circulatorio, el cuerpo no podría luchar contra las enfermedades ni mantener estable el ambiente interno, como por ejemplo la temperatura corporal.

Descripción del sistema circulatorio

Muchos ven al sistema circulatorio como una simple autopista de sangre, está compuesto por tres sistemas independientes que trabajan juntos: el corazón (cardiovascular), los pulmones (pulmonar), y las arterias, venas, coronarias y vasos.

En un humano promedio, la sangre suele viajar, diariamente, unos 96 mil kilómetros por los vasos sanguíneos. Un adulto promedio tiene unos 5 litros de sangre, que está hecha de plasma, glóbulos rojos, glóbulos blanco, y plaquetas. Aparte de la sangre, el sistema circulatorio también moviliza un líquido llamado linfa, un fluido que ayuda a que el cuerpo se deshaga de material indeseado.

El corazón, la sangre, y los vasos sanguíneos son el componente cardiovascular del sistema circulatorio. Incluye la circulación pulmonar, un viaje a través de los pulmones donde la sangre es oxigenada. También incorpora el sistema de circulación, que viaja por el resto del cuerpo para proveerlo de la sangre oxigenada.

El sistema circulatorio pulmonar envía sangre que ya se ha vaciado de oxígeno desde el corazón a través de la arteria pulmonar hacia los pulmones y regresa oxigenada al corazón a través de la vena pulmonar.

La sangre sin oxígeno entra al atrio derecho del corazón y fluye a través de la válvula tricúspide hacia el ventrículo derecho. Desde allí es bombeada a través de la válvula pulmonar semilunar hacia la arteria pulmonar en su camino hacia los pulmones. Cuando llega a los pulmones, el dióxido de carbono es liberado de la sangre, y se absorbe el oxígeno que se ha aspirado por la nariz y la boca. Las venas pulmonares envían la sangre rica en oxígeno de vuelta hacia el corazón.

Enfermedades del Sistema circulatorio

Las enfermedades cardiovasculares son una de las principales causas de muerte en el mundo. Es que el sistema circulatorio, es uno de los más propensos a las enfermedades que aquejan al mundo industrializado. Una de las enfermedades más comunes del sistema circulatorio es la arteriosclerosis, que ocurre cuando las grasas se depositan en las arterias haciendo que las paredes arteriales se endurezcan y se engrosen. Esto suele ser culpa de la mala alimentación, con muchas grasas, colesterol y calcio. Este engrosamiento de las arterias puede restringir el flujo sanguíneo, e incluso puede detenerlo, lo que puede causar un ataque al corazón, un infarto, o una hemorragia cerebral.

Otra enfermedad del sistema circulatorio es la hipertensión, también culpa de la mala alimentación, por el abuso de la sal. Esta enfermedad se manifiesta como una presión sanguínea superior a la normal, por eso la presión alta, lo que hace que el corazón y las arterias trabajen de más, que puede llevar a infartos, derrames cerebrales y fallas en los riñones.

Un aneurisma de la aorta ocurre cuando la aorta es dañada y empieza a perder sangre, lo que puede ocasionar derrames internos. Esta dolencia puede ser de nacimiento o el resultado de arteriosclerosis, obesidad o hipertensión, o una combinación de todas estas.

¿Qué es un cardiólogo?

Los médicos especialistas en el sistema circulatorio son los cardiólogos. Estos se ocupan de todas las dolencias relacionadas con el corazón, las arterias y las venas.

 

Más sobre los Sistemas Corporales

Sobre ciencia

sistema circulatorio