Las estaciones

Las estaciones del año, en zonas de latitud media son verano, otoño, invierno y primavera, que dependen de los movimientos de la Tierra, pero también de la región del planeta, de la latitud y de la altura. En zonas tropicales o en el ecuador, casi no hay variación de una estación a otra, y se puede hablar de dos estaciones, la húmeda y la seca. O regiones como Australia, en la que los indígenas dividían el año en seis estaciones.

image

Si bien la órbita de la Tierra alrededor del Sol es elíptica, con el Sol ubicado en un foco de la elíptica, y no en el centro, esta no es la causa de que en una época del año haga más o menos calor, ya que los extremos (invierno/verano) ocurren en los dos puntos más alejados de la elíptica, y la diferencia entre el punto más alejado y el más cercano, es muy pequeña, y no tiene efectos perceptibles en el clima terrestre.

Se le llama estación al período del año en el que impera una condición climática, y que se mantiene durante un cierto rango temporal, y que se repite de año a año. Las cuatro estaciones más comunes, primavera, verano, otoño e invierno, duran tres meses, aproximadamente. Estos cambios se deben a que la tierra no está derechita en el espacio, mientras gira alrededor del Sol en una órbita con forma de elipse. El eje de rotación está inclinado, por lo que el hemisferio norte y el hemisferio sur, son iluminados de forma desigual.

Esta inclinación afecta la forma en que llega la radiación solar a la superficie terrestre, ya que afecta la duración de los días y la intensidad con la cual llega esa radiación, por la inclinación del Sol sobre el horizonte (la luz debe atravesar más o menos atmósfera). Estas cuatro cambios estacionarios se registran claramente a partir del paralelo 7º, más cerca del ecuador no hay cambios de temperatura a lo largo del año, casi, y sólo varía por si llueve más o menos. Lo que cambia cada seis meses, es la trayectoria que el Sol describe en el cielo. Si la Tierra no estuviese inclinada, el Sol seguiría siempre la misma trayectoria, y no habría estaciones, sino simplemente el clima sería afectado por la latitud y por la altura.

El rigor de cada estación en los dos hemisferios terrestres tampoco tienen que ver con la distancia del Sol, sino también con la superficie sólida emergida, es decir, los continentes. El hemisferio norte tiene más superficie, y se calienta más rápido, y reemite el calor a la atmósfera, por lo que se generan mayores temperaturas en verano. En el hemisferio sur, el calor del sol lo absorbe el océano, ya que hay más agua que superficie emergida en el sur. Por eso los veranos no son tan tórridos. En invierno pasa algo parecido, al ser los días más cortos, y como el calor es reemitido rápido a la atmósfera, no dura, y hace más frío. En el hemisferio sur es más moderado el invierno porque la temperatura absorbida por los océanos es liberada de forma más gradual.

Más sobre La Tierra

Conceptos básicos sobre Ciencias de la Naturaleza