Características físicas de la Tierra

La Tierra es un planeta rocoso perteneciente al sistema planetario de la estrella que llamamos Sol, llamado Sistema Solar. Las características físicas de la Tierra lo ubican entre los planetas llamados terrestres, es decir con un cuerpo rocoso, no un gigante compuesto por gases como Júpiter, por ejemplo. De entre los cuatro planetas terrestres del Sistema Solar, es el que mayor gravedad superficial tiene, también el que tiene el campo magnético más fuerte, y la rotación más rápida. También es el único en el que se han descubierto placas tectónicas activas, es decir la superficie o corteza que cambia y se mueve sobre una base de magma líquido.

Características físicas de la Tierra

Características físicas de la Tierra La Tierra tiene forma de esferoide oblato, es decir una especie de pelota achatada en los polos, lo que resulta en un abultamiento en lo que es el ecuador. Esta forma es el resultado de la rotación de la Tierra sobre su eje. Y al parecer, desde los años noventa, se está haciendo cada vez más gorda en el Ecuador, por culpa del derretimiento de los hielos continentales de el Ártico y de la Antártida. El agua que se derrite de ellos, unas 300 toneladas al año, por culpa del Calentamiento Global, va a parar al Ecuador, por eso se le está engrosando la cintura a la Tierra.

Si la vemos desde el espacio, la Tierra igualmente parece una esfera, pero si nos acercamos vemos que tiene desviaciones como montañas y fosas marinas, la mayor es la del monte Everest, con 8848 metros sobre el nivel del mar, y el Abismo Challenger, al sur de la Fosa de las Marianas que se hunde 10911 metros bajo el nivel local del mar. Pero como la superficie terrestre está más abultada en el ecuador, los lugares más alejados del centro del planeta son Huascarán en Perú y el volcán Chimborazo, Ecuador.

La Tierra está compuesta principalmente por hierro, en un 32,1 por ciento, luego le sigue el oxígeno (30.1%), silicio (15.1%), magnesio (13.9%), azufre (2.9%), níquel (1.8%), calcio (1.5%) y aluminio (1.4%), con el 1.2% que queda formado por otros elementos menores. El núcleo de la Tierra está compuesto en un 88 por ciento por hierro.

La estructura de la Tierra es la siguiente, los primeros 35 kilómetros desde la superficie hacia el centro de la Tierra corresponden a la llamada corteza, que es de silicato sólido. En los siguientes 25 kilómetros se encuentra el manto superior, que es sólido pero altamente viscoso. La corteza y el manto están separados por la llamada discontinuidad de Mohorovičić, una superficie de separación entre los materiales menos densos de la corteza y los más rocosos y densos del manto. Estas medidas pueden variar si estamos en los océanos o en los continentes, con decenas de kilómetros de diferencia. La corteza y la parte rígida del manto son llamadas la litosfera.

Debajo de esa, se encuentra la astenosfera, una capa de baja viscosidad sobre la que flota la litósfera, que como media ocupa un espacio entre unos 100 y 700 kilómetros desde la superficie hasta el centro de la Tierra. Más abajo ya nos encontramos con el núcleo externo líquido, a unos 2800 kilómetros, y luego el núcleo interno sólido, que gira más rápido que el resto del planeta, y comienza a unos 5100 kilómetros de la superficie.

Más sobre La Tierra

Conceptos básicos sobre Ciencias de la Naturaleza